***26 DE MARZO, DÍA MUNDIAL DE LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE CUELLO UTERINO***

Hoy se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Cuello Uterino. Especialistas recuerdan la importancia de la realización de la prueba de detección del Virus de Papiloma Humano (VPH) y la citología, como un dúo de exámenes determinantes en el diagnóstico oportuno de esta patología.

El cáncer de cuello uterino es considerado como un importante problema de salud pública en todo el mundo, siendo el segundo cáncer más frecuente entre las mujeres.

El VPH es considerado uno de los factores de riesgos más preponderante en el desarrollo de cáncer de cuello uterino, de allí la importancia de tomar medidas contundentes para su prevención.

Se trata de una enfermedad de transmisión sexual muy común, de la cual se conocen más de 100 tipos virales, 13 son considerados de alto riesgo para el desarrollo de cáncer, la mayoría de las veces no causan ningún síntoma, algunos tipos manifiestan verrugas, mientras que otros generan infecciones.

Todas las mujeres, particularmente entre los 25 y 64 años de edad, se deben realizar un chequeo anual, para descartar o diagnosticar de forma oportuna esta patología. La realización del Papanicolaou (PAP) se trata de un examen sencillo que no produce dolor, dura solo unos minutos y lo ideal es realizarlo una vez al año. El Pap se realiza en los centros de salud y hospitales de todo el país. ES GRATUITO.

Entre las principales factores de riesgo del cáncer de cuello uterino se encuentran: infección por Virus del Papiloma Humano (VPH), inicio precoz de las relaciones sexuales, la promiscuidad, los partos a temprana edad, el consumo de cigarrillos y la ausencia de examen citológico periódico.

En Argentina, es el segundo cáncer más diagnosticado en mujeres. Se estima que cada año se diagnostican alrededor de 3.000 casos nuevos y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de la enfermedad, a pesar de que la enfermedad puede prevenirse con una técnica sencilla como el Papanicolaou.
El Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cérvico-uterino se relanza en junio del año 2008, y se propone reducir la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello de útero a través de la implementación de estrategias para lograr la alta cobertura de la población objetivo, la alta calidad del test de tamizaje, y el adecuado seguimiento y tratamiento de las lesiones precancerosas y cáncer.
Actualmente depende de la Subsecretaría de Salud Comunitaria del Ministerio de Salud de la Nación.

 

CCU 1

 

 



 

Implementado por Gestión Informática FCM


Hit Counter provided by iphone 5